Gregorio Serrano, nuevo Director General de Tráfico

Gregorio Serrano ha sido nombrado Director General de Tráfico (DGT), en sustitución de María Seguí, que había dejado su cargo el pasado mes de julio. Se incorpora al equipo del nuevo ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. El nuevo Director asume el cargo bajo un aumento previsto de la siniestralidad en este año, por primera vez desde hace diez años.

Serrano tendrá que establecer un nuevo organigrama  para atender y focalizar los temas prioritarios. Uno de sus focos importantes será atender a las nuevas formas futuras de movilidad urbana. Los ayuntamientos necesitarán la colaboración con la DGT para mejorar las políticas de movilidad de sus ciudadanos. Un Observatorio de la Movilidad Urbana en el que dialogar y decidir sobre calles de «pasar» a calles de «estar». De bicicletas, de Peatones y de Zonas 30.

Otro de los retos serán las Carreteras Convencionales. El 85% de los fallecidos en vías interurbanas lo son en carreteras convencionales, con un carril por sentido de circulación.  Con una nueva regulación de su uso y una estrategia meditada para los próximos años que debe incluir, entre otras, una nueva gestión de las velocidades, rediseño de infraestructura y señalización, vigilancia especial de determinados comportamientos infractores o nuevos tipos y restricciones de circulación.

¿Y el nuevo vehículo: autónomo y eléctrico?. Internet y las nuevas tecnologías, han provocado el desarrollo de la administración electrónica, la conducción automatizada o el uso de vehículos eléctricos o propulsados con energías alternativas. Todo ello exige de un nuevo texto legal que permita dar cobertura a las nuevas realidades. La mejora de la seguridad vial se hará efectiva con una nueva regulación que ordene la interacción electrónica entre vehículos, con la vía o con operaciones de mantenimiento de la vía o de auxilio en carretera.

Otro aspecto importante que se espera en su gestión, las adaptación de la ley de tráfico urbano a la nueva configuración de los participantes de la movilidad. La tradicional ordenación de la circulación en las calles urbanas ha quedado obsoleta. En los nuevos modelos de ciudad  peatones y bicicletas comparten protagonismo con el vehículo de motor. Por ello, se dará  prioridad «dos ruedas». Bicicletas y motocicletas serán los vehículos de movilidad personal que más fuerza podrían tomar en los próximos años. Esto es por el ahorro de espacio que representa respecto al vehículo de cuatro ruedas, como por su creciente protagonismo en la distribución urbana de mercancías vinculada al comercio electrónico.

TalleresenComunicacion Autor: Talleres en Comunicación
Telf.: 619580406