Un tercio de los españoles paralizaría la compra de un coche por los combustibles

Un 32,2% de los españoles que tuvieran intención de comprar un coche de combustión paralizaría la compra hasta que los precios de los combustibles y de la electricidad bajasen, según el Observatorio de Cetelem.

Un porcentaje aún mayor, un 43,3%, optaría por cambiar la compra de un coche de combustión por la de uno eléctrico o híbrido enchufable.

Según se desprende del análisis de la unidad de estudios de BNP Paribas Personal Finance, sólo uno de cada cinco encuestados, el 19,7%, asegura que seguiría adelante con la compra de un modelo de combustión a pesar de la situación actual y un 4,4% se decantaría por el ‘carsharing’ para afrontar los actuales precios del diésel y la gasolina.

PREOCUPA EL AUMENTO DEL PRECIO DE LA ELECTRICIDAD

Por otro lado, el estudio destaca que el aumento del precio de la electricidad ha calado aún más en los consumidores, ya que se teme perder el inferior coste energético de los eléctricos frente a un modelo de combustión por la diferencia de precio entre la electricidad, el diésel y la gasolina.

Así, un 46,3% de los encuestados decidirían paralizar la compra de un coche eléctrico hasta que la situación mejorase y sólo un 25,8% seguiría adelante con su decisión de compra.

Uno de cada cinco, un 20,9%, cambiaría de idea y se decantaría por un modelo de combustión, mientras que no adquirir un coche y optar por el ‘carsharing’ sería la mejor opción para un 6,6% de los encuestados.

Fuente: fleetpeople.es

El programa de “Dirección Comercial y Marketing en empresas de automoción” de la Universidad Faconauto, uno de los cursos más completos para los profesionales del sector

Este curso de formación superior arranca el próximo 5 de mayo y tendrá una duración de 7 meses. 

Tras la apertura de las inscripciones, la Universidad Faconauto ha presentado más detalles sobre el programa de “Dirección Comercial y Marketing en empresas de automoción” en Capital Radio. Juan Montesinos, director del programa; Montse Martínez, directora comercial de Faconauto; Álvaro García, senior manager de Logística de KIA; y José Manuel López, director comercial de MSI, han señalado los aspectos clave de uno de los cursos más completos para los profesionales del sector. 

El director del programa Juan Montesinos ha explicado las características generales del curso. “El curso tiene entre profesores y colaboradores más de 30 profesionales al servicio de los alumnos. El 90% de los alumnos en ediciones anteriores venían del concesionario. Por eso hemos elegido a la Universidad Faconauto, es el canal perfecto”, indica. 

Según explicaron los artífices del programa en Capital Radio, el objetivo del curso es ayudar a la distribución en un momento donde la transformación va a ser fundamental. Para lograr estas metas, la formación dispone de 16 módulos y un total de 1300 páginas de temario online. El alumno necesitará 250 horas y 7 meses para completar la formación. 

Algunos de los profesores del curso presentes en la charla han explicado qué aportará el programa a los alumnos que se inscriban.  “Este programa va a aportar un conocimiento profundo al alumno que le va a servir para promocionar en un concesionario”, indicaba Montse Martínez. 

Por su parte, Álvaro García destacaba que “todo el programa busca ir orientado a profesionales del sector con interés en aumentar sus conocimientos. En mi caso, voy a tratar de convertir a la logística en una ventaja competitiva para las concesiones”.

Con el apoyo de Caixabank Payments & Consumer

Por último, Montse Martínez quiso resaltar el papel de Caixabank Payments & Consumer como socio de la Universidad Faconauto. Gracias a su apoyo, la Universidad ya dispone de más de 600 alumnos y 22 cursos. 

El coste total del programa es de 3.000€ +IVA, bonificable hasta el 70% a través de FUNDAE. No te quedes sin tu plaza, ¡son limitadas! 

Para más información, haz clic aquí 

Fuente: faconauto. com

El Perte del eléctrico abre la ventanilla del 1 de abril al 3 de mayo, con un 0% de interés para los préstamos

Industria ha publicado la convocatoria del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del vehículo eléctrico y conectado (Perte VEC), por la cual el plazo que tendrán las empresas para presentar sus candidaturas será del 1 de abril al 3 de mayo y podrán optar a ayudas no reembolsables, a créditos al 0% de interés o a una combinación de ambos.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha publicado hoy en el BOE la convocatoria del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del vehículo eléctrico y conectado (Perte VEC) , tal y como se comprometió el miércoles la responsable de esta cartera, Reyes Maroto.

A la vez, el texto incluye la modificación de las bases reguladoras del 23 de diciembre de 2021, para incluir, por ejemplo, la flexibilización de la cláusula por la cual el 30% de las ayudas de cada iniciativa la tenían que recibir las pymes, tal y como adelantó esta publicación.

Para ello, además de contabilizar la ayuda concedida a la pequeña y mediana empresa que pertenezca a la agrupación que presenta el proyecto tractor, se incluye el impulso que reciba una compañía, que no siendo integrante de ese núcleo, sea directamente contratada por otra que sí forme parte.

Entre las principales novedades que incluye la convocatoria se encuentra que el plazo de presentación de las solicitudes comenzará el 1 de abril y finalizará el 3 de mayo, para un programa en el que los tipos de interés serán del 0% —unas condiciones muy relevantes, teniendo en cuenta que, por ejemplo, la Reserva Federal estadounidense ha anunciado la primera subida de tipos desde 2018—, y los beneficiarios podrán elegir si solicitan una subvención, un préstamo reembolsable o una combinación de ambos.

Un 52,1% del Perte del eléctrico en ayudas a fondo perdido

No obstante, ya en las bases se establecía que de los 2.975 millones de euros, que se imputarán a los Presupuestos Generales del Estado para 2022 y 2023, 1.550 (un 52,1%) se reservan para subvenciones y 1.425 (47,9%) para préstamos.

En cuanto a los presupuestos mínimos financiables destacan los 500.000 euros que deberán incluir los proyectos primarios en materia de fabricación de equipos originales y ensamblaje; de baterías o pilas de hidrógeno y de otros componentes esenciales adaptados al vehículo eléctrico y conectado. En total, el mínimo será de 10 millones de euros y las ayudas podrán cubrir un máximo del 80%.

Dentro del apartado de puntuación de los proyectos, cuyo máximo es 130, además de la flexibilización del efecto tractor sobre las pymes en la cadena de valor, el Ministerio ha incluido el «compromiso de generación de nuevos puestos de trabajo en la cadena de valor», teniendo en cuenta, «especialmente la creación de empleo de mujeres en los que estén infrarrepresentadas» o que estén en «situación de vulnerabilidad».

Fuente:tribunadeautomocion.es

Las sanciones al níquel ruso frenan al coche eléctrico

Las sanciones al níquel ruso podrían retrasar la adopción del vehículo eléctrico en Europa. Así lo pone de manifiesto la consultora Global Data, que afirma que la consecuencia de estas medidas solo se traducirá en una mayor dependencia del petróleo del país durante más tiempo.

En 2021, Rusia fue el tercer mayor productor de níquel del mundo, con más de 200.000 toneladas. De momento, el mercado de las baterías del vehículo eléctrico es comparativamente incipiente, tanto en tiempo como en volumen, frente al más intensivo: el siderúrgico. Por ponerlo en referencia suponen, respectivamente, un 5% y un 70% de la producción mundial.

Desde el comienzo de la guerra en Ucrania, el precio del níquel en el mercado internacional se ha duplicado hasta alcanzar, el viernes 11, los 43.000 dólares por tonelada.

Sin embargo, la construcción de las baterías está previsto que alcance un 35% de cara al año 2030, dado que varios de los principales fabricantes del automóvil se han marcado ese horizonte para transformar sus gamas en cero emisiones, con ejemplos como Ford, Mercedes-Benz, Renault o Stellantis.

Otra de las prioridades de los constructores del automóvil es la de hallar una composición química diferente para sus acumuladores. La predominante en el mercado es una mezcla de níquel, cobalto y manganeso (NCM), aunque Tesla, por ejemplo, usa níquel, cobalto y aluminio (NCA).

Originalmente, la proporción era equitativa entre las tres (1-1-1), aunque se están probando otras con mayor presencia del elemento en los cátodos, como 6-2-2, 5-3-2 o incluso 8-1-1. Su principal función es la de brindar mayor densidad energética, permitiéndole al vehículo una mayor autonomía con el mismo peso.

Por esto, la calidad del metal que requiere la industria es la denominada Clase I, con un mínimo de 98,8% de pureza. Ahora mismo, encontrarlo con esta concentración solo es posible a través de sulfuros de níquel (NiS), de los cuales ha habido pocos descubrimientos de nuevas menas en la última década, según Standard & Poors.

Para Daniel Clarke, uno de los analistas de Global Data, «los costes extra que supone el conflicto ruso-ucraniano se verán repercutidos en algún lugar de la cadena, ya sea en los fabricantes o en el cliente final».

Las sanciones a Rusia podrían significar una oportunidad para otras potencias, particularmente China, que podrá aprovechar las tasas europeas y comprar la oferta rusa a un precio menor. «Esto solo se traduciría en una posición aún más fuerte de China en la cadena de valor global del vehículo eléctrico», afirma Clarke.

Por otra parte, este vacío productivo ruso en el mercado global permitiría que otros países productores, como Indonesia o Filipinas, cobren más relevancia en el suministro de níquel global.

Una de las consecuencias negativas de esta decisión, sin embargo, sería la de aumentar la huella de carbono en el ‘well-to-wheel’, uno de los factores a los que cada vez prestan más atención los fabricantes de Europa, buscando la neutralidad de carbono de cara a 2050.

Fuente: abc.es

Así afecta la Guerra de Ucrania a la automoción

La interconexión de las cadenas de suministro de piezas está teniendo afecciones en toda Europa, según destacan los clústeres españoles.

En un mundo cada vez más interconectado y donde la globalización tiene mayor peso, es evidente que cualquier importante conflicto afecta a la economía de los diferentes estados. Por ello, como era de esperar, la Guerra en Ucrania, iniciada hace unas semanas, tendrá consecuencias para la automoción. 

Según refleja una encuesta realizada entre 137 empresas pertenecientes a los clústeres de automoción españoles, la interconexión de las cadenas de suministro de piezas está generando un efecto dominó en el sector. Teniendo como consecuencia última, parones en la producción en las fábricas europeas. 

En concreto, el 89,8% de las empresas que participaron en la encuesta de los clústeres españoles reconocieron estar teniendo estos días problemas en sus importaciones y sus exportaciones. Más del 30% prevé que habrá consecuencias de las sanciones económicas impuestas a Rusia por distintos organismos internacionales. 

Independientemente a la producción, también habrá importantes consecuencias a nivel de precios. Se espera una inflación destacable y el aumento del precio de las materias primas. Entre ellas destaca el carburante, el gas natural, el níquel, el paladio, el hierro o el acero. 

La guerra podría alargar la escasez de semiconductores durante más tiempo. Las previsiones antes de que estallara el conflicto indicaban que la crisis de los microchips podría remitir a finales del segundo semestre de 2022. 

Un shock en la economía: consecuencias en la distribución 

Según explicó Pedro Álvarez, Economista en el Área de Economía Nacional en CaixaBank Research, en el pasado Congreso Faconauto “el sector de la distribución se va ver afectado por la crisis en Ucrania de forma indirecta. Precios energéticos, bloqueo en las cadenas globales… Aunque se espera que este último, tenga un menor impacto que el experimentado después del confinamiento”. 

El economista añadió que “el conflicto en Ucrania es un shock en el escenario económico”La parte positiva señalada en el workshop del mayor evento del automóvil en nuestro país es que “en España no estamos tan directamente afectados como otros países europeos aunque no nos libraremos de la inflación”.

Fuente: faconauto.com