Las ventas de vehículos de ocasión se recuperan un 1% en noviembre

En lo que va de año, el mercado de ocasión suma 1.783.069 unidades vendidas, lo que supone un 10,8% más, aunque todavía un 5% por debajo de 2019

El penúltimo mes del año ha dejado una leve recuperación en el mercado de vehículos de segunda mano. Según las cifras facilitadas por las patronales del sector, las ventas de turismos y todoterrenos han logrado invertir la tendencia de los últimos cuatro meses, registrando en noviembre una subida del 1% en comparación con el mismo mes de 2020, hasta situarse en las 184.554 unidades.

Según las asociaciones Faconauto (concesionarios) y Ganvam (distribuidores), en noviembre se vendieron 2,8 vehículos de segunda mano por cada uno nuevo.

En lo que va de año, el mercado de ocasión acumula un total de 1.783.069 unidades vendidas, lo que supone un 10,8% más, aunque todavía un 5,2% menos que en el mismo periodo de 2019, lo que sitúa la ratio VO/VN en 2,3 a 1 hasta noviembre.

Las previsiones de las patronales apuntan a que el mercado de ocasión cerrará el año con una subida del 9% con respecto al ejercicio 2020. Así, aunque se estima que rozará los dos millones de unidades (1,99 millones de operaciones), se quedará un 5% por debajo del 2019.

En un análisis por tramos de antigüedad, los modelos que mejor se comportaron durante el pasado mes fueron los usados de hasta un año, que crecieron un 38,9%, hasta alcanzar las 20.502 unidades. Le siguieron los modelos de entre 5 y 8 años, con una subida del 24,8% y un total de 16.453 unidades; mientras que los de más de 15 años, protagonistas de las operaciones entre particulares, ascendieron un 11,4% frente a noviembre de 2020, lo que supone situarse un 43,1% por encima del mismo mes de 2019.

La distribución de ventas por canales evidencia que fue la importación de vehículos la que hizo posible la recuperación del mercado en noviembre. De esta forma, para poder responder a la demanda, las operaciones con vehículos importados se dispararon un 56% en noviembre con respecto al mismo mes del año pasado y un 66,8% más si lo comparamos con el mismo mes de 2019.

Respecto a las fuentes de energía, las operaciones con vehículos usados diésel -que representan el 57% de las operaciones- ralentizaron su caída, retrocediendo apenas un 2,9% en noviembre con respecto al mismo mes del año anterior. Los de gasolina, por su parte, subieron un 1,5% respecto a noviembre de 2020, situándose en las 69.500 unidades.

En cuanto a las propulsiones alternativas, los modelos eléctricos puros de segunda mano moderaron su crecimiento y subieron un 55% en el mes, hasta alcanzar las 1.001 unidades. En cambio, las operaciones con híbridos enchufables de ocasión continúan disparadas. Así, los diésel/eléctricos enchufables registraron 207 unidades vendidas (+840,9%), frente a las 1.225 unidades de los gasolina/eléctricos enchufables (+285,2%).

Fuente: abc.es

Bruselas aprueba el Perte de Automoción

La Comisión Europea ha aprobado el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) del Vehículo Eléctrico y Conectado, presentado por el Gobierno español, que estará dotado de 3.000 millones de euros y que servirá, entre otras cuestiones, para apoyar la iniciativa del Grupo VW de fabricar cinco modelos de vehículos eléctricos en España, pero también podría emplearse para impulsar otros nuevos proyectos como el del Grupo Renault, Ford o Stellantis, que ya producen coches electrificados en nuestro país.

En una nota de prensa, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, ha señalado que Bruselas ha llegado a la conclusión de que la iniciativa es necesaria para facilitar las inversiones en I+D y en medidas de protección medioambiental en la cadena de suministro para vehículos eléctricos y conectados y ha avisado de que “estos proyectos no se llevarían a cabo en ausencia de apoyo público”.

Un punto en el que coincide la vicepresidenta de la Comisión y comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, que considera que los proyectos y los costes elegibles y la intensidad máxima de ayuda pública se ajustan a las directrices comunitarias.

Asimismo, el Ministerio dirigido por Maroto recuerda que los 3.000 millones de euros corresponde a la parte de inversión industrial y que el conjunto del paquete de incentivos públicos asciende a 4.295 millones de euros, que servirán para movilizar un total de 24.000 millones de euros, entre 2021 y 2023.

Fuente: latribunadeautomocion.es

Así afecta la crisis de los microchips a los coches de segunda mano

El sector del automóvil sigue tambaleándose debido a la escasez global de microchips. Como ya explicamos en este artículo, desde principios de año, se ha ralentizado e incluso paralizado intermitentemente el proceso de fabricación de vehículos en todos los países, aunque particularmente los europeos, debido al desabastecimiento de estas estructuras diminutas de material semiconductor que sirven de procesador en cualquier producto electrónico.

“En los tres últimos meses se ha agravado la situación y hay una clara falta de stock en los concesionarios, que no pueden atender la demanda. El 40% de la caída del mercado está vinculada a esta falta de stock. El plazo de entrega de los vehículos depende mucho del modelo, de la serie y de la marca, pero puede oscilar entre los 4 y los 6 meses”, explica Raúl Morales, Director de Comunicación de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).

Morales indica que a pesar de los retrasos en las entregas de vehículos nuevos, aún hay muchos compradores que comprenden la situación y están dispuestos a esperar por su vehículo, lo que está permitiendo crear una tímida cartera de pedidos. No obstante, este escenario presenta una opción alternativa a la que muchos se están viendo atraídos que es: el mercado de vehículos de segunda mano.

Tania Puche, Directora de Comunicación de Ganvam nos explica que “debido a que a la hora de adquirir un coche nuevo el cliente puede llegar a tener que asumir plazos de entrega de entre seis y ocho meses, son muchos los que prefieren optar por el coche de segunda mano, que te asegura tenerlo en el momento. De esta manera, se está desplazando la demanda al mercado de segunda mano, que también ha acogido a otros compradores, que ante la incertidumbre tecnológica -transición al vehículo eléctrico- prefieren hacer un menor desembolso comprando un usado”.

Actualmente, por cada vehículo nuevo que se vende, se comercializan 2,7  de segunda mano 

No obstante, apunta Puche, este desplazamiento de la demanda no está haciendo que las ventas de usados se disparen. De hecho, en octubre las ventas de turismos de ocasión encadenaron cuatro meses a la baja, con un descenso del 17% comparado con el mismo mes del año anterior, hasta situarse en las 161.153 unidades.

Aunque es cierto que actualmente se están vendiendo 2,7 vehículos usados por cada nuevo, esta cifra “no se debe tanto a que el mercado de ocasión esté disparado, sino a que las matriculaciones (las ventas de nuevos) están hundidas”, señala la Directora de Comunicación de Ganvam.

¿Cómo se explica este descenso?

Como empresas y alquiladoras (rent a car) -importantes “fábricas” de vehículo de ocasión- no pueden renovar flotas por la crisis de los microchips, no se están inyectando vehículos jóvenes a la oferta del mercado de ocasión. Esto explica que las ventas de usados de menos de un año cayeran un 23% en octubre y los modelos de entre 1 y 3 años cayeran un 42% en octubre. Los de entre 3 y 5 años también cayeron, en concreto un 13,4% en octubre. Es decir, esta falta de oferta de vehículos de 0 a 5 años lastra el comportamiento del mercado de ocasión.

“La debilidad de las matriculaciones de vehículos nuevos de los dos últimos años, acentuada en los últimos meses, está impidiendo que se genere stock de vehículos de 0 a 5 años, lo que explica estas caídas en las transferencias de usados. Esto nos aleja de un mercado dinámico y capaz de contribuir también al rejuvenecimiento del parque, ya que son las operaciones de los modelos de más de diez años, normalmente entre particulares, las que siguen predominando”, indica Morales.

Asimismo, este vacío en la oferta de usados jóvenes ha provocado una tensión sobre el precio. Estos son los datos que recoge Coches.com para Ganvam, siendo septiembre el último mes con información disponible.

Si nos fijamos en los canales de venta, es interesante ver también como en el sector de los vehículos de ocasión el único canal que crece es el importador. “Se ha tenido que recurrir a los mercados exteriores para poder aprovisionarse de oferta. En concreto, el canal importador registró casi 9.000 unidades en octubre, lo que supone una subida del 18,3% con respecto a 2020 y un 13,6% más que el mismo mes de 2019”, concluye Puche.

En ese sentido, podemos ver cómo la crisis de los microchips ha generado un efecto en cadena en el mercado de ocasión, que continúa a la baja lastrado, en gran parte a causa de la falta de oferta de vehículos de segunda mano jóvenes y como consecuencia de que empresas y alquiladoras no están fabricando estos modelos al no poder renovar sus flotas.

Fuente: lavanguardia.com

El Gobierno no cambiará las etiquetas ‘eco’ y ‘cero’ de los coches en esta legislatura

Pere Navarro, director de la DGT, confirma que se mantendrán intactos los distintivos ECO y CERO en los híbridos ligeros y en los híbridos enchufables.

Buena noticia para la industria del automóvil. El Gobierno de Pedro Sánchez no modificará en esta legislatura las etiquetas medioambientales que diferencian los coches más y menos contaminantes. 

Así lo ha declarado el director de la DGT, Pere Navarro, en el II Simposio del Observatorio de la Movilidad organizado por EL ESPAÑOL – INVERTIA. Navarro ha confirmado en este evento que “durante esta legislatura las etiquetas de los coches no se modificarán”. 

En este sentido, el director de la DGT ha explicado el porqué no cambiarán los distintivos ambientales: “a la DGT se nos encargó un estudio para consensuar con los ayuntamientos y el sector de la automoción una posible evolución de las etiquetas de los coches”.

Y desde la DGT, Navarro reconoce que el estudio y el trabajo está hecho, con “una nueva etiqueta D” y con un “mayor nivel de exigencia para la etiqueta CERO”. 

Sin embargo, una vez realizado el estudio, cuando la DGT habló con el automóvil, señala Navarro, “nos dijeron que la industria estaba en la tormenta perfecta, ya que existía un proceso de descarbonización y, sin embargo, por la crisis de los semiconductores no se pueden fabricar todos los coches que se demandan”. 

“Por ello se ha decidido que aunque el trabajo y el estudio de evolucionar las etiquetas esté hecho ahora no era el momento oportuno para introducir estos cambios”, continúa. En este sentido, el director de la DGT, ha señalado que es cuestión de no meter en más dificultades al sector de la automoción. “Es por tanto solo un momento de oportunidad, pero el trabajo está hecho”, ha recalcado.

Fuente: elespanol.com

Los clientes, dispuestos a esperar hasta 12 meses para recibir su nuevo vehículo

Según una investigación realizada por What Car?, los clientes son cada vez más pacientes y están dispuestos a esperar más para recibir su vehículo nuevo. 

La crisis de los semiconductores sigue causando estragos en el sector de la automoción. Las existencias se agotan y los concesionarios aumentan sus tiempos de entrega. Sin embargo, los clientes se muestran comprensivos ante esta situación incluso con predisposición a esperar más para recibir su nuevo vehículo. Según una investigación elaborada por What Car?, están dispuestos a esperar hasta 12 meses. 

En concreto, la proporción de clientes que estaban dispuestos a esperar más de 16 semanas por su nuevo coche de fábrica aumentó del 21% a principios de abril al 34% en la segunda semana de octubre. “Los compradores de vehículos nuevos son conscientes de las dificultades que la industria está experimentando actualmente. Nuestra investigación desvela que muchos están ajustando sus expectativas de tiempos de espera en consecuencia”, explican desde What Car?.

Y, ¿qué debe hacer el concesionario durante la espera? Según detallan, la clave para los distribuidores es mantener a los compradores actualizados sobre su pedido. Recomiendan enviar actualizaciones frecuentes y permanecer comunicativos en todo momento con el cliente. 

Por otro lado, en el bando de los que no están dispuestos a esperar tantos meses, se desvela cuál es la alternativa del comprador en la actualidad. 

  • Un 38% se decantaría por un vehículo en stock o seminuevo. 
  • El 47% cambiaría a otra marca o fabricante con disponibilidad. 
  • Y el 15% optaría por otro modelo del mismo fabricante. 

Las preferencias del consumidor

Aquellos usuarios que optan por esperar a su nuevo vehículo se muestran muy satisfechos con su decisión. Según la investigación, el 74% afirmaba estar feliz con continuar la compra siempre y cuando el concesionario fuese sincero sobre los tiempos de espera y se cumpliesen los plazos dados por la concesión. 

Además, también aportan que al 52% de los concesionarios les gustaría recibir una actualización mensual del concesionario sobre la fecha de entrega prevista del vehículo.

Fuente: faconauto.com