Nueve de cada diez propietarios de vehículos eléctricos no creen volver a los automóviles de diésel o gasolina

Una investigación elaborada por la plataforma What Car? revela que el 90% de los encuestados conductores de coches eléctricos no se ven a sí mismos volviendo a la combustión tradicional. 

El 65% de los encuestados considera al vehículo eléctrico mejor para el medioambiente. Sin embargo, el 62% de los encuestados mantiene el discurso de que la tecnología y los automóviles mejorarán en el futuro y no ven ninguna razón por la que cambiar de vehículo.

Por otro lado, el 56% de los propietarios destacó los menores costes de funcionamiento del vehículo eléctrico. Mientras que el 50% cree que los vehículos eléctricos son mejores para conducir.

Tener un vehículo con mejor autonomía entre las principales razones por las que volver a la combustión tradicional

Para el 10% que dijo que está considerando volver a los automóviles de gasolina o diésel en el futuro, el 51% de los encuestados dio como principal razón tener un vehículo con mejor autonomía. 

No obstante, la prohibición sobre la venta de automóviles nuevos de gasolina y diésel es una de las mayores razones por las que no cambiar a un vehículo tradicional.

“Con los nuevos modelos eléctricos y enchufables que llegan a los concesionarios casi todos los meses, no es de extrañar que los vehículos eléctricos aumenten su popularidad. La gran mayoría de los propietarios de vehículos eléctricos que ya no se ven volviendo a la gasolina o diésel son un testimonio de la calidad y la capacidad de estos coches”, señalan.

También apuntan que “a medida que la autonomía promedio de un coche eléctrico nuevo mejore con el tiempo, es probable que la proporción de propietarios de vehículos eléctricos que deseen en el futuro uno de gasolina o diésel disminuya”, explica Rachel Prasher, directora general de What Car?

Fuente: faconauto.com

La caída del diésel en 2020: la evolución de sus ventas y su futuro en el sector

Este tipo de combustión interna ha experimentado una bajada importante en los últimos años a pesar de sus avances tecnológicos en materia medioambiental. 

La situación del diésel en nuestro país ha cambiado mucho y en muy poco tiempo. El diésel ha pasado de ser la combustión predominante, a ver cómo su importancia desciende año tras año. En 2020, la caída del diésel ha vuelto a ser intensa, especialmente en algunas comunidades autónomas. Pero, ¿cuál ha sido la evolución de sus ventas? ¿Qué futuro tiene en el sector de la automoción?

Durante el pasado año, y según datos recopilados en la última Memoria Faconauto, el diésel cayó más de un 32,65% con respecto a 2019. Se contabilizaron únicamente 237.681 unidades vendidas. Sin embargo, el descenso no ha sido igual en todas las comunidades autónomas. Ha habido regiones donde el descenso ha sido especialmente negativo. 

Es el caso de Baleares donde la reducción respecto al año anterior ha sido superior al 40%. Le siguen otras comunidades como Canarias con un descenso de casi el 40% y Cataluña y Navarra con caídas cercanas al 32%. En el lado contrario, las zonas donde menos sufre el diésel son Madrid (-15,95%) y Castilla La Mancha (-18,57%). 

Como contexto, los datos en relación al diésel en 2016, solo 4 años atrás, eran muy distintos. En ese entonces, esta combustión crecía un 0,2% y era la favorita para los españoles. En total, se vendían 650.728 unidades, casi un 50% más que en la actualidad. Desde entonces, y tras diferentes declaraciones políticas en contra del diésel, el descenso ha sido continuado y cada vez más pronunciado. En 2017 se vendieron 596.718; en 2018, 513.963 y así hasta llegar a los 237.681 de la actualidad. 

Una tendencia europea

Estas tendencias se mantendrán en los próximos años no solo en España sino también en Europa. En los próximos 5 años, tanto Dinamarca como Finlandia, Rumanía y Hungría ven claro un descenso paulatino de esta motorización. Francia, por su parte, ve un descenso más marcado. La postura más separada a la de otros países es la de Austria que favorecerá el incremento de las matriculaciones de gasóleo para tratar de cumplir así los objetivos medioambientales. 

“Se están queriendo acelerar los procesos sin que ni la tecnología ni los compradores estén preparados. Los ambiciosos límites establecidos por la UE son un intento de acelerar la llegada de una movilidad descarbonizada, objetivo que compartimos en el fondo, pero no en la forma”, indicaba Gerardo Pérez, presidente de Faconauto.

Fuente: faconauto.com

El objetivo de la automoción de los Estados Unidos: liderar el mercado de los vehículos eléctricos

El presidente Biden ha convertido la electrificación del automóvil en un asunto de Estado. Se preparan varias medidas para intensificar la transformación. 

China se ha situado un paso por delante en materia de movilidad eléctrica. Sus ventas no dejan de crecer y la producción de este tipo de propulsiones también aumenta de forma considerable. En este contexto, Estados Unidos ya se ha puesto en alerta para no perder su liderazgo en un mercado clave como el automóvil. Para ello, se ha marcado el objetivo de liderar el mercado de los vehículos eléctricos en los próximos meses. 

Hace apenas unos días, el presidente Biden convertía la electrificación del sector del automóvil en un asunto de Estado. La meta es transformar la industria lo antes posible para alcanzar a China en esta materia y seguir siendo líderes. El conocido como Big Three en Estados Unidos ha mostrado su apoyo a las propuestas del presidente. 

Como objetivos a más corto plazo, Biden marca el 2030 como la fecha en la que la mitad de coches que se vendan sean eléctricos. Gracias a esto, las emisiones globales de la economía estadounidense serán entre un 50 % y un 52 % inferiores a las de 2005.

“La cuestión es si vamos a liderar o quedarnos detrás en la carrera por el futuro. Si produciremos estos vehículos y las baterías aquí o si vamos a tener que depender de otros países. Si los puestos de trabajo que van a producir los coches y las baterías son empleos sindicalizados con buenos salarios, empleos que van a sostener el continuo crecimiento de la clase media”, explicó Biden.

Los estándares de emisiones

Entre otras acciones para impulsar el crecimiento de la movilidad sostenible, Biden volverá a poner en marcha el protocolo que regula las emisiones de los vehículos. Este fue paralizado durante el mandato de Donald Trump. 

Según recoge El Confidencial, el Gobierno estadounidense apunta que los nuevos estándares proporcionarán beneficios netos de unos 140.000 millones de dólares. Además de un ahorro de 757.000 millones de litros de gasolina en los próximos cinco años. 

Antes de su victoria, Biden prometió 400.000 millones de dólares de inversión pública en energía limpia, incluidas tecnologías de baterías y vehículos eléctricos. Además, aseguró que su pretensión es respaldar esta inversión con 500.000 nuevos puntos de carga de vehículos eléctricos para finales de 2030.

Fuente: faconauto.com

Particulares y autónomos ya copan el 50% del renting de vehículos en España

Uno de cada cuatro coches vendidos en España se hacen mediante renting, un tipo de operaciones que suponen una cuota mensual con todo incluido y no requiere entrada

Las ventas de coches mediante renting siguen creciendo en España, por encima de lo que lo hace el mercado y ya suponen un 25% de las ventas totales en España, según se desprende de los datos facilitados por la Asociación Española de Renting, AER. Los datos hasta junio eran muy buenos, pero en el mes de julio se ha producido una fuerte caída, al matricularse 22.689 automóviles por este método, cuando en julio de 2020 se matricularon 26.572, lo que supone un descenso del 14,61%.

Pese a esta reducción, y según los datos de AER, este tipo de operaciones acumulan hasta julio un total de 164.012 unidades, con un crecimiento del 44% respecto a las cifras de 2020. Si se comparan con las de 2019, todavía suponen un descenso del 15,9%, casi la mitad de la caída del mercado total, que lo hace un 32% respecto a 2019.

Es decir, que ya uno de cada cuatro coches nuevos vendidos en el mercado español fue adquirido mediante este sistema. Este crecimiento de ventas en el mercado del renting conlleva también una notable caída en el mercado de particulares. Y es que en estos tiempos, con la gran incertidumbre que se cierne sobre el tipo de coche a comprar, cada día son más los clientes particulares que deciden adquirir su coche por renting. Con ello se aseguran poder cambiarlo dentro de tres o cuatro años, sin sorpresas o pérdidas de valor de su coche.

El renting es un tipo de operación en la que el cliente no compra el coche sino que compra el uso del mismo. No tiene que pagar una entrada y en su lugar se compromete a pagar todos los meses una cuota en la que se incluyen todos los servicios excepto la gasolina. Es decir, que incluye seguro, impuestos, mantenimiento, reparaciones y hasta los neumáticos. Son coches, por ello, muy buscados en el mercado de segunda mano y tienen un alto valor de recompra.

El peso del renting en el total de las matriculaciones se sitúa en un 25,05%, mientras que, a julio de 2020, este era del 20,67%. Esta cifra es muy superior en el canal de empresas, donde el 40% de los vehículos son adquiridos mediante este sistema. La inversión total realizada en la adquisición de vehículos nuevos por las compañías de renting acumulada julio de 2021 fue de 3.491 millones de euros, un 50% superior a la lograda en el mismo periodo de 2020.

Primer semestre

Si se analizan las cifras del primer semestre del año, la facturación del renting de vehículos en España se situó en los 3.140,82 millones de euros entre enero y junio, lo que supuso un incremento del 13,3% respecto a los 2.772,59 millones de euros contabilizados en el mismo periodo de 2020. En los seis primeros meses del año se registraron 141.323 vehículos, un 61,8% más en relación al cierre del primer semestre del año pasado, cuando la crisis del coronavirus ya había afectado al mercado nacional.

En total, el parque de vehículos de renting alcanzó a cierre del mes de junio las 760.170 unidades, lo que supone un incremento del 6,3% sobre el mismo periodo de 2020. Todo ello gracias a que el sector ha seguido sumando nuevos clientes, los particulares, que han decidido cambiar de sistema de adquisición para evitar la incertidumbre que se cierne sobre el mercado. El número de clientes creció al cierre del primer semestre un 16,77%, con 237.483 clientes únicos.

En cuando a la distribución del parque por tipo de clientes, las personas físicas (autónomos y particulares) vuelven a ser las que más aumentan sus suscripciones de automóviles, con una subida del 26,2% y 123.266 vehículos en total, con un 16,2% de cuota en el sector. Y también por el número de clientes únicos, nuevamente el segmento de particulares y autónomos es el que más crece, con un total de 118.474 usuarios por lo que representa ya el 50% del total del sector.

Fuente: elconfidencial.com

Las ventas de coches concluirán julio con 90.000 unidades

Las ventas de coches nuevos en España cerrarán julio en el entorno de las 90.000 unidades, todavía un 24% menos que en el mismo mes de 2020, según las previsiones de la consultora MSI facilitadas por Unoauto, el portal especializado en vehículo nuevo de Sumauto.

Tal como ha indicado la empresa, la suspensión de la subida del impuesto de matriculación ha permitido que, desde el 12 de julio (cuando se puso en marcha), se duplicasen las ventas.

“Las cifras hablan por sí solas. Si en nuestro país la semana pasada se realizaron de media 2.148 matriculaciones al día, desde que se hizo efectiva la suspensión las ventas superaron, de manera holgada, los 5.200 vehículos tanto el lunes 12 como el martes 13 de julio”, ha indicado Unoauto.

A pesar de ello, la previsión asegura que el mes de julio cerrará con unas 90.000 unidades, un 24% menos que hace un año, cuando las ventas alcanzaron las 116.673 unidades (+1,1% en comparación con 2019), gracias a la demanda embalsada de los meses del confinamiento.

“El mercado ha empezado a coger un poco de tracción tras unos meses en los que estaba con el freno de mano echado. Con la recuperación económica en ciernes y la inyección psicológica y pecuniaria de la suspensión del impuesto de matriculación, esa demanda embalsada puede destaparse”, ha indicado el portavoz de Unoauto, Ignacio Gacía Rojí.

Fuente: fleetpeople.es